5.1 C
New York
martes, diciembre 7, 2021

Buy now

spot_img

Cómo iniciar la búsqueda definitiva de salud y bienestar

El viaje para lograr la máxima salud y bienestar comienza con la construcción de un estilo de vida que lo respalde. Un estilo de vida centrado en la salud y el bienestar se construye tomando hábitos y elecciones saludables como parte de sus rutinas diarias. No es necesario que revises por completo toda tu vida de una vez. Estos cambios se pueden realizar de forma gradual.

Aptitud física

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos publicó las primeras Pautas de actividad física para estadounidenses en 2008. Recomienda al menos 30 minutos de actividad aeróbica moderada al día o al menos 2 horas y 30 minutos a la semana para adultos de 18 a 64 años. Se recomienda el entrenamiento de fuerza para todas las partes principales del cuerpo, piernas, caderas, brazos, hombros, abdomen, espalda y pecho al menos dos veces por semana.

Si aún no está físicamente activo, incorporar actividades de acondicionamiento físico a su vida no tiene por qué ser un gran desafío. Una amplia gama de actividades físicas cumplen con las pautas. Los ejemplos de actividad física moderada incluyen bailar, caminar a paso ligero, andar en bicicleta y mucho más.

Tenga en cuenta que 30 minutos de actividad moderada proporcionan el mínimo requerido para obtener beneficios para la salud. Las actividades más vigorosas, saltar la cuerda, escalar rocas y nadar proporcionan beneficios para la salud aún mayores. La cantidad de tiempo que se dedica a realizar cualquier actividad física también aumenta los beneficios para la salud.

Para integrar con éxito las actividades de acondicionamiento físico en su vida, conviértalas en parte de su horario diario. Reserve tiempo en su agenda diaria y agregue un recordatorio al evento en su teléfono o reloj. Lo más importante que puede hacer es mostrar actividad y hacer algo de actividad física. Incluso si no son los 30 minutos completos, todavía está construyendo el hábito de la actividad física.

Claves de éxito:

• Empiece con una actividad que disfrute.

• Si es una persona sociable, únase a su grupo de acondicionamiento físico o haga ejercicio con amigos.

• Recuerde incluir todos los bits. Si hace ejercicio durante 20 minutos dos veces al día o en incrementos de 10 minutos durante el día, puede cumplir con el requisito de 2 horas y 30 minutos a la semana según sus horarios.

• Termine su tiempo de ejercicio en su calendario.

Dieta

Junto con la aptitud física, la máxima salud y bienestar depende de una dieta sana y equilibrada. Las personas que comen bien tienen mejores beneficios para la salud, un mejor mantenimiento del peso, una menor probabilidad de desarrollar diabetes o enfermedades cardíacas y una menor incidencia de enfermedades. Como sugiere la edición 2010 de Dietary Guidelines for Americans, una dieta saludable incluye cantidades significativas de frutas, verduras, productos lácteos bajos en grasa, proteínas para bebés y granos no digeridos. Las recomendaciones también recomiendan reducir el sodio, el azúcar agregada, las grasas trans, las grasas saturadas y el colesterol en la dieta.

Antes de pensar en eliminar cosas de su dieta, trabaje en agregar opciones saludables a sus comidas y refrigerios. Adopte un enfoque proactivo positivo a medida que realiza cambios en lo que come. Beba una bebida sin gas en lugar de gaseosas o gaseosas; puede elegir té de hierbas sin azúcar que aún proporcione sabor, agua con limón o agua corriente. Elija arroz integral en lugar de arroz blanco con sus comidas. Al igual que con el ejercicio, los pequeños cambios contribuyen a una transición completa hacia un estilo de vida más saludable.

Claves de éxito:

• Elija uno o dos cambios pequeños para incorporarlos a su dieta cada mes.

• Experimente. La alimentación saludable debe ser agradable para que usted la convierta en parte de su estilo de vida. Come diferentes alimentos y diferentes formas de prepararlos y disfruta de los que más te gusten.

• Asegúrese de mantener variado su menú diario para que no se aburra con sus elecciones de alimentos y se pierda.

Conexión cuerpo-mente

Nuestro estado emocional puede afectar nuestras elecciones de alimentos, nuestro nivel de actividad física y nuestra capacidad para mantener un compromiso social positivo. Los alimentos con alto contenido de azúcar y grasa satisfacen los centros de placer y recompensa en nuestro cerebro.

Si estamos estresados ​​o infelices, muchos de nosotros buscamos alimentos ricos para que nos sintamos mejor. A veces, esta es una decisión consciente; muchas veces no. Además, la energía enojada, infeliz o deprimida ahorra energía, lo que dificulta el ejercicio o realizar alguna otra actividad física; no solo nos apetece.

Hay muchas formas de combatir este ciclo. Las actividades físicas como el yoga, pilates, tai chi y muchas más fomentan una conexión saludable entre cuerpo y cuerpo para los practicantes. Cada una de estas actividades utiliza movimientos relacionados con la conciencia de la respiración para enfocar y calmar la mente y el sistema nervioso.

El yoga también incluye ejercicios de respiración y meditación. Estas actividades mejoran la forma física y alivian el estrés. Algunas actividades físicas, ejercicios de respiración, visualización y meditación no involucran el movimiento de todo el cuerpo; se centran en orientar la actividad mental y aliviar el estrés.

Es importante mantener el cuerpo sano y la mente en un estado de equilibrio para tener una sensación de bienestar. Equilibrio no significa que te conviertas en un automatizador. Simplemente significa que no obtiene reflejos poco realistas o mínimos debilitantes (depresión). Ser modesto incluso hace que sea más fácil lidiar con el estrés, adaptarse a los cambios y mantener un estilo de vida saludable.

Claves de éxito:

• Elija la actividad mental para incluir en su horario que se adapte a su estilo de vida y actitud.

• Practíquelo constantemente para obtener mejores resultados.

Hazlo normal

Se necesitan de 21 a 30 días de aplicación constante para realizar una acción simple como hábito. Los logros más complejos, como establecer una rutina de ejercicios, la meditación diaria y los cambios en la dieta, pueden llevar mucho más tiempo.

La tasa de logros para cambios más complejos puede ser muy variable; no ponga fin a su esfuerzo final por la salud y el estado físico a menos que esté viendo resultados inmediatos. La constancia y la perseverancia son la clave para cambiar los hábitos establecidos y adquirir nuevos hábitos. ¡Puedes lograr tu objetivo!

Noticias relacionadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Mantente en Línea

22,018FansMe gusta
3,048SeguidoresSeguir
0suscriptoresSuscribirte
- Advertisement -spot_img

Últimos Artículos