2.7 C
New York
lunes, noviembre 29, 2021

Buy now

spot_img

Conferencia contra la Homofobia y la Transfobia para hacer de Cuba un país más diverso


Mariela González Noroña es «la madre de una niña que tiene dos madres» y no se sintió rechazada por esto, salvo por su suegra, que quiere que la niña tenga un «padre».

Su hija nunca tuvo miedo ni celos en los espacios en los que opera. «Más bien, es un líder», aclara con orgullo.

La experiencia de Mariela formó parte del Panel «Familias diferentes: historias sobre la vida no hegemónica» organizado por el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) como parte de la XIV Conferencia Cubana contra la Homofobia y la Transfobia realizada, bajo el lema «Reescritura la felicidad busca proteger los derechos de todos.

Las Jornadas Cubanas Contra la Homofobia y la Transfobia se realizan desde 2008 con el objetivo de potenciar el reconocimiento y garantía de los derechos sexuales de todas las personas sin discriminación, como ejercicio de equidad y justicia social, y por el desarrollo de la educación integral en sexualidad como herramienta clave para la transformación y el desarrollo.

Sistema de Naciones Unidas en Cuba, a través del Fondo de población las Naciones Unidas y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, tradicionalmente, apoyó la realización de estas conferencias, incluida la edición actual, que tuvo la singularidad de realizarse de manera completamente virtual y llegó a cientos de personas.



Cortesía de Francisco Rodríguez Cruz

Francisco Rodríguez Cruz, Paquito (centro), con su hijo y compañero en un partido de béisbol en Cuba.

Hijo, padre, madre y dos madrastra

Francisco Rodríguez Cruz, Paquito, dice que tuvo un proceso, en su caso, para construir su orientación sexual que tomó tiempo, «en ese momento, pasaron cosas porque me casé con una mujer y tuve un hijo».

A pesar de las contradicciones, Paquito siente que la familia tiene suerte “estamos construyendo juntos mi pareja actual, mi hijo, los hermanos de mi hijo, la madre de mi hijo y su esposo… Con mucha comunicación, diálogo, honestidad y bien planificado, necesitamos construir fuertes lazos familiares ”.

Ella recuerda con cariño el momento en que su hijo se dio cuenta de que tenía dos madrastras. “Los niños y niñas, incluso los adolescentes, rápidamente naturalizan este estado de diversidad familiar cuando hay afecto, cuando hay afecto, cuando hay comunicación”, dice.

Esta edición de la Conferencia Cubana contra la Homofobia y la Transfobia se coloca en un escenario político separado, comenzando con el anuncio, en 2019, de un nuevo texto constitucional que reconoce explícitamente los derechos sexuales y reproductivos.

Además, la actual Constitución cubana blinda la protección de los derechos de las personas LGBTIQ + de regular el principio de igualdad y no discriminación, e insertar la orientación sexual y la identidad de género como uno de los motivos de discriminación prohibidos por la ley. .

Según explicó el Comité Organizador del evento, “es inminente la modificación del actual Código de Familia, norma legal en la que se desarrollarán algunos de los derechos constitucionalmente prohibidos, para que la sensibilización y educación de la población cubana sea una necesidad social alineada con las voluntades de los asuntos políticos del país ”.

Bajo la premisa de «que nadie se quede atrás», Naciones Unidas en Cuba ha contribuido al trabajo de las instituciones nacionales y organizaciones de la sociedad civil en este contexto legislativo. El UNFPA y el PNUD apoyaron la formación de jurados lo que contribuye a la actualización del Código de Familia, a la vez que construye políticas públicas y fortalece los recursos de los servicios nacionales de orientación jurídica que atienden a la población LGBTIQ +.

Respecto a la consulta popular que antecede a la aprobación del nuevo Código de Familia, Paquito afirma que “surgirán detractores muy fuertes, modelos patriarcales de base ideológica muy retrospectiva que aún son contemporáneos, y habrá que abordar esto – en el mejor sentido de la palabra- con amor, franqueza y visibilidad. Tendremos que mostrar la realidad: la mejor familia es la que más la ama y no la que se forma a partir de una fórmula por defecto ”.

Durante varios años, las instituciones nacionales han realizado esfuerzos de comunicación, educación y sensibilización para eliminar los prejuicios y las actitudes discriminatorias.

En este proceso, las agencias de la ONU contribuyeron a las actividades para promover la salud y los derechos sexuales y reproductivos de las poblaciones LGBTIQ +; formación de recursos humanos y gestión del conocimiento en salud, derechos sexuales y educación integral en sexualidad; visibilidad de estos temas en la agenda pública; forjar alianzas con instituciones gubernamentales y organizaciones de la sociedad civil; realizar encuestas para medir las actitudes discriminatorias de la población hacia estas poblaciones; empoderamiento de redes comunitarias, como la Red de hombres que tienen sexo con otros hombres, la Red de personas trans y la Red de personas que viven con el VIH; e incorporación de la perspectiva de género en la respuesta al VIH, incluida la prevención y atención de la violencia de género.

Otro aporte fundamental fue el acompañamiento a la investigación sobre la violencia homofóbica y transfóbica en la profesión escolar activista LGBTIQ + cubana y la actualización e implementación de la Estrategia para la Cohesión Social de las Personas Trans en Cuba.



Cortesía de Verde

Verde es un chico enfadado que ha recibido mucho apoyo y amor de su familia.

Guarda los afectos

De niños, Verde Gil y su hermana hacían dibujos animados, como cómics, sobre sus vidas. Cuando Verde le explicó a su hermana que era una persona trans, recreó el personaje de Verde en una versión masculina. Entonces le hizo ver que lo amaba, lo comprendía, lo aceptaba y aceptaba su identidad de género.

Verde tiene 22 años y una familia que siempre lo ha apoyado.

Cuando le empezó a crecer la barba, después del tratamiento hormonal, su padre le dio «esa primera charla sobre cómo usar las cuchillas, cómo debo afeitarme para no cortarme». Su madre, que solía acompañarlo a comprar ropa y su moda, criterio estético y femenino, le consigue piezas que lo hacen sentir cómodo consigo mismo y con su cuerpo.

Para Verde, la familia es “el espacio donde las personas obtienen apoyo y reconocimiento. Sabía que si mantenía mi hogar como un lugar de respeto, un lugar donde expresar mis problemas y dudas, encontraría la fuerza para abordar otros dilemas sociales que pudieran surgir ”.

“Cuando hablamos de familias no hegemónicas, creo que se refiere a familias que rechazan lo que se vuelve insignificante en las relaciones humanas y mantienen todas esas afiliaciones, con todas esas formas de interactuar en común para crear cosas hermosas. Juntos, para vivir una vida en paz , para sostenerse, y destruir todo ese descanso que se marca en modelos que no se ajustan a la realidad, la diversidad de las personas ”.



Cortesía de Hope y Dachelys

Hope (izquierda) y Dachelys con su hijo. La pareja no se considera «transgresora ni diferente».

Esperanza para las familias con influencia homo

Su nombre es Hope. La traducción al español es Esperanza. Ella es una estadounidense residente en Cuba y, junto a Dachelys, se instala en una historia poderosa y emocionante: juntos tuvieron un hijo, Paulo, que le garantiza su partida de nacimiento, por primera vez en Cuba, doble maternidad.

Dachelys ve el espacio como “cuidado, amor, respeto por las diferencias, ayuda, apoyo continuo. Y tiene que construirse desde la voluntad, desde un proyecto de vida duradero construido juntos ”.

No se les considera «trágicas o diferentes», sugiere Hope, porque aunque son gemelas, son dos mujeres cisgénero que no violan «supuestos patrones», y «se espera que sean tomadas como femeninas», dice Dachelys.

“Sin embargo, hemos tenido que enfrentar muchos obstáculos antes de tener los mismos derechos que otras familias y nuestro hijo también los tendría”, por eso reclaman “el respeto a la expresión de la identidad de género” y la diversidad de orientaciones sexuales.

Según el Comité Organizador de las Jornadas Cubanas contra la Homofobia y la Transfobia: “la ciencia sostiene que las madres y padres de familias homo-residuales tienen la misma competencia que los heterosexuales para ejercer autoridad, educar en valores socialmente aceptados, dar amor a sus hijas e hijos y lograr la seguridad necesaria para su desarrollo, para que sean igualmente competentes ”.

Cuando Cuba debate la nueva propuesta de Código de Familia -proceso que debería darse en los próximos meses- personas como Mariela, Paquito, Verde, Hope y Dachelys esperan con ansias esta nueva ley que fortalecerá el ejercicio de sus derechos y de toda mujer. familia, con diseño hegemónico o no.

Los prejuicios, el machismo y la herencia cultural patriarcal siguen siendo pesados. Pero ahora el objetivo parece ser garantizar derechos más cercanos para todos, y para todas las familias, más cercanos.

Informe elaborado por Mabel Olalde, Mairilian Acosta y el Comité Editorial del Sistema de Naciones Unidas en Cuba

Noticias relacionadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Mantente en Línea

22,018FansMe gusta
3,033SeguidoresSeguir
0suscriptoresSuscribirte
- Advertisement -spot_img

Últimos Artículos